Principios de las ISO 9001/22000 para garantizar calidad en la industria alimentaria

Uno de los elementos más importantes para la industria alimentaria es la calidad de sus productos, sin embargo, para llegar a ella hace falta recibir formación por parte de empresas especializadas en seguridad alimentaria, que ofrezcan asesoramiento en temas como las normas de etiquetado, ISO 9001/22000, Procedimientos Normalizados de Trabajo, requisitos y obligatoriedades, entre otros.

No solo se trata de que un producto sea bueno, sino de que todo el proceso que se llevó a cabo para llegar a él tenga como soporte un sistema de gestión de calidad. Para ello, las normas ISO 9001/22000 establecen una serie de protocolos que sirven al sector de alimentos a mantener el control de calidad en cada uno de los pasos que se sigue para llegar al resultado final.

Ambas certificaciones son de absoluta relevancia para estas empresas, pero en el caso de la ISO 22000 que está dirigida a la industria alimentaria, tiene especial importancia porque es una muestra pública del compromiso que tiene con la seguridad alimentaria. Por consecuencia, los clientes van a elegirle como un proveedor con credibilidad.

En otras palabras, el objetivo es fomentar la confianza en el cliente, identificar todos los elementos que atenten con la seguridad alimentaria, disminuir o evitar que un producto sea eliminado del mercado por las constantes reclamaciones del consumidor, procurar la transparencia en la cadena de suministro y proteger la marca para que perdure en el tiempo.

Para quienes se encarguen de la industria alimentaria y los que trabajan en ella debe existir un compromiso que vaya tras el cumplimiento de una serie de pasos, que permitan un sistema de gestión de calidad. Por esta razón, es fundamental mantenerse al día con las normativas que involucren este sector.

La satisfacción del cliente es una meta que puede tener toda industria de alimentación, pero para llegar a ella hay que ofrecerle al consumidor un buen sistema de gestión de calidad que avale el trabajo realizado. Por tanto, este nivel de compromiso con el cliente merece la búsqueda de expertos que ayuden a mejorar cada día.

ISO 9001/22000

Deja una respuesta