conduccion-bajo-la-lluvia

Cómo adaptar tu conducción a la lluvia

Con el regreso del otoño los episodios lluviosos se vuelven más frecuentes. Este es el momento perfecto para repasar las principales precauciones que se deben tomar al conducir bajo la lluvia.

Los dos factores principales son el agarre reducido y la pérdida de visibilidad. Aquí están todos nuestros consejos para adaptar su conducción bajo la lluvia y llegar a su destino de forma segura.

Ventilación

Bajo la lluvia, la neblina tiende a formarse en el parabrisas y las ventanas del vehículo. Tu sistema de ventilación debe estar funcionando correctamente para permitir un rápido desempañado del compartimiento de pasajeros. De esta forma mantienes una buena visibilidad en todo momento. Si notas un mal funcionamiento procura corregir esta falla pronto.

Las luces de niebla

Antes de partir comprueba que todas las bombillas del vehículo funcionan correctamente. Puedes contar con la ayuda de una tercera persona para encender las luces de posición, las luces bajas, las luces altas, las luces antiniebla, las luces de marcha atrás y las luces de freno. También limpia los faros delanteros para eliminar cualquier capa de polvo o rastros de insectos.

Neumáticos

Es importante que revises el estado de tus neumáticos y que compruebes que tengan poco o ningún desgaste. Los neumáticos desgastados representan un riesgo muy alto en la lluvia. Puedes instalar accesorios en tus rines como los tapacubos para proteger del fango.

Modera tu velocidad

En clima lluvioso, los límites de velocidad son más reducidos de lo habitual. Así, la velocidad máxima debería ser de 110 km / h en autopistas, 100 km / h en autovías y 80 km / h en carreteras. Por otro lado, se mantiene a 50 km / h en ciudad.

Enciende tus faros

Bajo la lluvia debes encender las luces de cruce para que otros conductores lo vean. Es una obligación del Código de Circulación.

No utilices las luces de carretera que podrían deslumbrar a otros usuarios del camino. En caso de lluvia intensa, puedes complementar la iluminación con tus faros antiniebla si te permiten tener una mejor visibilidad. Por otro lado, las luces antiniebla traseras están prohibidas porque deslumbran a los conductores de los autos que están detrás de usted.

Prever

Tu comportamiento debe ser lo más amable posible, tanto para ti como para los demás. Anticipa tus giros tomando un margen de seguridad al frenar, para afrontar la curva en las mejores condiciones.

Cuando cambies de dirección, usa las señales de giro un instante antes que al conducir en una carretera seca. Asimismo, aumenta las distancias de seguridad. Esto te permitirá afrontar la situación con calma si se presenta un obstáculo o si el vehículo delante de ti frena de repente.

Deja una respuesta