El telón del teatro y sus avances

telonteatroSubir el telón del teatro es la señal por excelencia que indica que empezó la función. Este lienzo de grandes dimensiones marca el inicio y el final de una historia, de un mensaje y del show. La génesis de las emociones. Lo que parece un simple instrumento que permite el cambio de escenografía y de vestimenta generalmente representa mucho para los espectadores de cualquier obra.

La “cortina roja” genera expectativas. Es grandeza, dramatismo y pasión. Se dice que el usó de este implemento teatral data del año 1660, durante el reinado de Carlos III de Inglaterra. Posteriormente, algunos vanguardistas europeos en el arte de las expresiones comenzaron a utilizar el telón como mecanismo para marcar las transiciones y escenas de los actos de teatro.

Algunos siglos atrás, los espectadores solían observar como los actores y actrices se cambiaban de ropa en medio de un escenario que mostraba sus transformaciones a simple vista. Hoy en día, el teatro experimental ha retomado algunas de estas prácticas. Sin embargo, en los protocolos comúnmente seguido por los directores de las artes escénicas el telón es un requisito indispensable que dota de entendimiento, dramatismo y sincronía en una obra.

La cortina corrediza también es una protección para los intérpretes de un buen drama o una comedia. Detrás de ella, los actores pueden cambiarse con tranquilidad, repasar alguna línea o ajustar cualquier inconveniente ocurrido en escena. Es claro el valor que tiene este elemento pero pocos conocen del proceso de realización de un telón.

Hoy en día, la mayoría de los espectáculos artísticos se nutren de la electricidad para lograr efectos y sensaciones impactantes. Están las luces, los equipos de sonido, instrumentos de suspensión y todo un conglomerado de maquinarias que contribuyen a la proyección de los actos. Todo esto le imprime más realismo a la interpretación, pero los peligros de que algo salga mal también se incrementan notablemente.

Es por eso que todos los textiles que forman parte de un teatro son tratados para evitar el riesgo de incendios. El tipo de tela ha cambiado en su composición, logrando que la misma sea mucho menos inflamable. Las nuevas leyes fueron escritas para evitar tragedias y existen empresas profesionales encargadas en la fabricación de los telones. Por ello, todo gerente o director de artes escénicas debe conocer un poco más de todo lo que está detrás de las tablas. Antes de hacer teatro es fundamental conocerlo en todas sus facetas.