Mercedes automatico Tenerife

Mercedes automático Tenerife – Algunos consejos para una conducción segura

Mercedes automatico Tenerife

Mucha gente piensa que España es una zona de cambios manuales; y aunque en principio esto es cierto, las nuevas tendencias prevalecen. Por eso, cada vez se consiguen en el mercado más automóviles de dos pedales. De modo que si quieres probar sus ventajas decídete por un Mercedes automático Tenerife y empieza a disfrutar de esta opción.

Por lo general, se cree que quien aprendió con un vehículo de transmisión manual es capaz de conducir cualquier coche. La verdad es que existen diferencias y hay eventos peligrosos que deben evitarse, aun tratándose de un proceso que básicamente es más sencillo e instintivo.

Consideraciones al conducir un coche automático

Si se trata de tu primera vez con uno de estos modelos, sigue estas sencillas recomendaciones para disminuir los riesgos en la vía:

  • Concéntrate en no utilizar el pie izquierdo: tu mente está acostumbrada a indicarle a este órgano cuando debe ocuparse del embrague y si te descuidas es posible que lo uses para pisar el pedal del freno, a fondo, con los consiguientes peligros asociados. Apóyalo en el reposapiés o inclusive haz fuerza con él mientras adquieres el nuevo hábito.
  • Cuidado con los cruces y otras situaciones que ameriten reducir la velocidad: estos serán los momentos en los que seas más proclive a usar el otro pie buscando el embrague y termines pisando el freno. Si tu nuevo vehículo tiene un pedal ancho, la facilidad de que te equivoques es mayor.
  • Consigue el selector de marcha (SM): este puede estar localizado en la consola central, a veces en el salpicadero y en casos notables, como en los automóviles Mercedes Benz, en una posición satelital del lado derecho del volante. Familiarízate, asimismo, con las funciones y la forma de generarlas.
  • Pisa el freno antes de mover el SM: a diferencia del coche manual, el automático no acciona ciertos cambios a menos que tengas dicho mecanismo presionado. Debes hacerlo incluso al pasar de N (neutro) a D (directo) o viceversa, para evitar que el automóvil empiece a moverse solo.

Por último, revisa las especificaciones técnicas de tu vehículo. Mientras mejor entiendas su funcionamiento más fácil te será maximizar sus prestaciones, cuidar del motor y lograr una conducción agradable, sin que se dispare el consumo de combustible.