Cajas de madera para vino, la mejor alternativa a considerar para un bodegón

Debemos recordar que el vino es un producto perecedero hecho a base de uvas, por lo tanto, este tiene un período de caducidad, que puede ser prolongado según los cuidados que le demos. Cajas de madera para vino puede ser una gran alternativa para almacenar dicho licor, o entregarlo como un obsequio, y así no llegar con las manos vacías a algún evento social o compromiso.

Hoy en día las carpinterías tienen a disposición maquinaria madera con el objetivo de dar nacimiento a las cajas que posteriormente almacenarán el vino. Utilizar cajas es una excelente alternativa pues protegen la botella de recibir luz directamente y absorbe la humedad.

Sin embargo, si el objetivo es que un vino adquiera un largo tiempo de vida en buenas condiciones, la mejor forma de hacerlo sería disponiendo de una vinoteca. A través de esta, tendrán la posibilidad de elegir la temperatura de almacenamiento entre otros beneficios.

Medidas necesarias para guardar vino en casa durante el mayor tiempo posible

En caso de no disponer de una vinoteca, el lugar que tengamos designado para guardar los vinos debe cumplir una serie de medidas:

  • Debe ser un lugar donde no existan oscilaciones de temperatura, esta debe permanecer constantemente entre nueve y diecisiete grados.
  • La humedad es relativa, pero debe perdurar alrededor de sesenta y cinco y ochenta por ciento. Para lograr obtener esos niveles de humedad, se pueden adquirir en tiendas humificadores, cubetas con agua, entre otros prácticos métodos. Al contrario si el lugar seleccionado presenta excesos de humedad, se puede corregir con des humificadores, estos vienen en sencillas presentaciones de esponja que va absorbiendo la humedad, o des humificadores de alto nivel tecnológico diseñados para cavas y bodegones.
  • El lugar no debe recibir luz directa sobre las botellas de vino. Recibir luz solar hace que el vino no pueda conservarse en buen estado durante mucho tiempo, debido a que se aceleran reacciones químicas en el mismo poco deseables para mantenerlo en el tiempo.
  • Las botellas deben estar colocadas en posición horizontal o boca abajo, para que el vino pueda hacer contacto con el corcho con el fin que no se seque y pueda conservarse en óptimas condiciones. Para el caso de los vinos espumosos, por ejemplo, el champagne o el cava, muchos fabricantes y personas aficionadas al vino recomiendan guardar las botellas de forma vertical.
  • El lugar debe ser muy ventilado.

En relación a lo anterior, el lugar para almacenar nuestro vino puede ser un sótano, bodega, cava, cuevas, despensa… siempre que cumpla estrictamente los aspectos fundamentales de lo escrito anteriormente, de no ser así, la mejor alternativa es comprar el vino, para consumirlo en períodos cortos de tiempo.

 Cajas de madera para vino