Coaching de equipos: ¿de qué se trata?

Mejorar el desempeño de un grupo de trabajo no es una tarea que se pueda resolver de un día para otro; de hecho, no existen trucos de magia o fórmulas que ayuden a conocer una manera efectiva para impulsar a los trabajadores. Por eso, el coaching de equipos es una técnica que se ha popularizado en los últimos tiempos como una esperanza de crecimiento profundo en las empresas.

En una oficina, los empleados tienen una gran importancia porque son el motor que impulsa el desarrollo de las actividades. Por lo tanto, la clave para que logren salir adelante está en la forma en cómo se desarrolla su dinámica, lo cual va a causar impacto directo sobre las capacidades para trabajar.

Coaching de equipos y como optimizar el trabajo

Si se analiza a cada trabajador por separado como un individuo, no es posible distinguir este tipo de características. En este sentido, hay que hacer una evaluación grupal, para conocer cómo se relacionan entre sí en el tiempo, las carencias, las fortalezas, el interés por las tareas, los vínculos personales, etc.

Tras esta observación, el coaching de equipo intentará crear unas bases que permitan optimizar el trabajo, formando unas bases sólidas y claras con el auto conocimiento. A partir de este punto, se establecerán direcciones precisas que estarán dirigidas hacia una transformación y los parámetros que ayudarán a sostenerlo a través de los años.

Con estos objetivos en mente, el líder tiene que realizar un diagnóstico de la situación actual, es decir, los procesos de comunicación, la estructuración de las tareas y la claridad de las metas establecidas. Luego de esta evaluación, podrá identificar el problema o, en cambio, si hay algo externo que está influyendo sobre todos.

En algunas ocasiones, se van a detectar elementos que no corresponden a hechos concretos, por ejemplo, el estado de ánimo de los empleados, que puede estar atado a la falta de motivación o compromiso. Por ende, hay que emprender un proceso con un punto de partida y llegada, en un período determinado, hacer un seguimiento y aplicar métodos.

Frente a este desafío, lo más recomendable es buscar ayuda en los verdaderos expertos de estos métodos, para trazar un horizonte preciso que permita descubrir la esencia de un equipo y formar valores que le identifiquen.

Coaching de equipos