Aliviaderos: para qué sirven

Los embalses y canales necesitan estar vinculados con conductos, conocidos como aliviaderos, que permiten darle salida a las aguas sobrantes. La tarea que cumplen estas estructuras hidráulicas es abrirle paso, libre o controlado, a la masa de agua que sobra de los escurrimientos superficiales.

Los fabricantes de estos elementos tan importantes han diseñado diferentes tipos de aliviaderos, para satisfacer los requerimientos particulares de una planta. En una presa, por ejemplo, el vertedero hace que la evacuación del vital líquido se pueda realizar de manera habitual o para regular el nivel del reservorio.

Para el diseño de estos sistemas se tienen en cuenta diversos detalles como datos hidrológicos (estudio de crecidas y remansos, volúmenes mensuales, mapas de las cuencas de inundación, entre otros), topográficos, climatológicos, hidráulicos, estructurales, geológicos, sismológicos, calidad del agua, condiciones aguas abajo y alcance y necesidades del proyecto.

Por otro lado, se deben hacer estudios especializados para identificar el lugar correcto para la colocación del aliviadero. Para ello, hay que evaluar ciertos aspectos como la distancia entre el vertedero y las zonas recreativas o residenciales; riesgos de inundaciones; hundimientos; presencia de líquido subterráneo, reservas naturales; y condiciones hidrogeológicas.

El uso de esta técnica es fundamental porque cumple una función de protección y regulación para la evacuación de los caudales de demasía o superiores al diseño. En el caso de que no se utilizaran, podrían ingresar al resto de las infraestructuras y ocasionarían daños con pérdidas millonarias.

Por lo tanto, a la hora de invertir en estos aparatos, tendrá que elegir a una empresa con dilatada experiencia en esta materia, con el objetivo de garantizar la calidad del material y la exactitud en los análisis obligatorios para su elaboración. Con el asesoramiento que le puedan ofrecer, podrá sentirse más seguro del trabajo final.

Estas compañías suelen presentar otros productos de gran utilidad como los tamices de aliviadero circular, helicoidal o hidráulico, que sirven para separar los sedimentos. Los líderes en fabricación de objetos para el tratamiento de aguas residuales podrán entregarle en sus manos la solución que requiera.

Un proyecto de esta categoría merece lo mejor, ya que favorece a la sociedad en varios sentidos. Confíe en los expertos y asegure el éxito en estos trabajos.