Administradores de fincas en Barakaldo y las medidas de seguridad

Los administradores de fincas en Barakaldo tienen diferentes atribuciones, entre las que destacan ofrecer asesoramiento a los vecinos sobre asuntos relativos a la vida en comunidad y las formas en que estos pueden conservar una buena convivencia.

En este sentido, la seguridad es un tema de gran relevancia, porque no habrá paz entre los miembros de la comunidad, si estos no se sienten seguros ni capaces de fiarse entre ellos mismos.

Son muchas medidas externas y antirrobos las que pueden implantarse, entre ellas se destacan los portones automáticos corredizos y la contratación de un personal especializado. Sin embargo, estos son sistemas que requieren de la colaboración de los miembros de la comunidad para poder cumplir sus fines.

Administradores de fincas en BarakaldoEn este sentido, hay dos aspectos fundamentales en que los administradores de fincas suelen insistir; el primero de ellos, es el mantenimiento de todos los recursos destinados a tal fin; y el segundo es, la puesta en práctica de medidas individuales de seguridad.

Entre estas últimas, figuran consejos tales como utilizar la mirilla de la puerta para asegurarse de la identidad del visitante antes de permitirle la entrada a la vivienda, sugerencia que es igualmente aplicable cuando se trate de la puerta del edificio; estar atentos mientras se abre o cierra el portón del garaje para observar si alguien intenta colarse, e informar a todos de cualquier novedad relacionada con algún comportamiento sospechoso.

 

Evitar accidentes

No obstante, las amenazas no solamente pueden provenir de parte de personas malintencionadas que, mediante diferentes estrategias, entren en nuestras viviendas a sustraer todos los bienes de valor que les sea posible hurtar. Muchas veces, estas son consecuencia de la negligencia o ignorancia de los propios vecinos en cuanto al uso de determinados recursos.

Por tal motivo, parte de la tarea de los administradores de fincas, también incluye divulgar recomendaciones acerca del uso adecuado de los aparatos involucrados con el aprovechamiento del gas y la energía eléctrica. Esto incluye tanto la exhortación a hacer un consumo responsable de dichos recursos, como también a saber utilizarlos.

En cuanto a la energía eléctrica, los consejos principales suelen ser: situar los electrodomésticos alejados de la pared o donde haya buena refrigeración para evitar el sobrecalentamiento; comprobar que la tensión de estos se corresponde con la capacidad que hemos contratado y evitar que tengan contacto con el agua.

En relación con el gas, estar atentos a los olores intensos que puedan percibirse, cerrar todas las llaves si estaremos ausentes por un largo tiempo, y realizar las revisiones periódicas de las instalaciones.

Sobre todas estas recomendaciones que recibamos de los administradores de la finca, es oportuno atenderlas inmediatamente, por nuestro bien y el de nuestros vecinos.