Los abogados herencias Madrid acompañan a sus clientes en cada fase del proceso legal

Hay familias que se demuestran amor en todo momento… hasta que les toca dividir un patrimonio. Las herencias siempre se han vinculado con procesos legales intensos y conflictivos, sobre todo, cuando el fallecido no dejó las cosas claras a través de un testamento. No permita que sus seres queridos vivan una pesadilla y busque asesoramiento de los abogados herencias Madrid.

Dejar un testamento es un acto de responsabilidad que va a evitar muchas disputas, luego de su muerte. Por supuesto, aunque el hecho de fallecer se vincula a escenarios trágicos de enfermedades o la vejez, lo ideal es que este documento sea escrito con suficiente antelación, para evitar que el fin de la vida caiga de sorpresa.

Un buen ejemplo de esto sería sufrir un accidente lamentable, el cual puede ocurrir en el momento menos pensado. En estos casos, hay que tener a la mano el número de uno de los abogados para accidentes de tránsito Madrid que le ayude a aclarar cada una de las decisiones que debe tomar, sobre todo, en los pasos a seguir para la indemnización. Ahora bien, si fallece, sus familiares podrán guiarse por el testamento, a la hora de dividir los bienes.

Datos importantes sobre las herenciasabogados herencias

El Código Civil español establece aspectos muy claros sobre la repartición de una herencia, con o sin testamento. Teniendo en cuenta cada uno de los puntos que allí se plantean, se puede decir lo siguiente:

  • Si no hay herederos ni testamento, la Comunidad Autónoma se quedará con los bienes que dejó la persona fallecida.
  • Si hay beneficiarios, la herencia debe ser repartida de forma equitativa, de acuerdo con lo que estipula el Código Civil.
  • Si está casado y dejó hijos, el cónyuge pudiera quedar en una posición compleja: en Madrid, por ejemplo, el consorte solo recibiría el usufructo de un tercio del patrimonio.
  • No es posible desheredar a los hijos, ya que por ley les corresponde dos tercios de la herencia. Esto es lo que se conoce como legítima. Ahora bien, si no tuvo una buena relación con uno de sus hijos, es posible imponer ciertas condiciones como evitar que disponga de los bienes por cierto tiempo, impedir que los venda mientras pasa un período o legar una herencia a los nietos y el hijo solo sea usufructuario.

En estos casos de repartición de herencias, una buena recomendación es distribuir el patrimonio por lotes y dejar a cada heredero elementos en concreto. Si cree que hagan falta otras medidas para evitar problemas, nombre a una persona de confianza como albacea; y elija a un tutor por si tiene hijos que sean menores de edad.