Residencia de estudiantes: donde el crecimiento personal acompaña al estudio

El primer año de estudio suele afectar a muchos alumnos por igual, es un nuevo entorno y la comunicación entre ellos a veces se torna un poco forzada, sin mencionar el hecho de que necesitan un lugar estable donde ellos puedan desarrollar sus capacidades interpersonales y de estudios a un nivel óptimo para completar su estadía de una manera apropiada. Para esto y más muchas familias eligen enviar a sus hijos a una residencia de estudiantes.

Estos urbanismos diseñados específicamente para la recreación y el esparcimiento tienen un impacto en el estudiante, ya que este logra conectar con su círculo social en un entorno amigable asemejando la tranquilidad de residencias hogareñas. Además cuentan con espacios dedicados al estudio como cubículos aislados, salas de reuniones e incluso hay ambientes exclusivos para los trabajos en equipo con herramientas y equipos necesarios para el crecimiento de una idea.

Investigaciones comprobaron que cuando se trabaja en ámbitos con poco estrés se puede lograr ser más efectivo y practico hasta en 30%, la parte del cerebro que se encarga de la toma de decisiones deja de estar sobrecargada de cortisol, la cual es la hormona que provoca interrupciones en el lóbulo pre-frontal, encargado del razonamiento y la resolución de problemas.

Pasos para solicitar una plaza

Lo principal es verificar si la residencia que estás buscando se encuentra en su periodo de captación de estudiantes, luego se procede a establecer un contacto enviando los requisitos necesarios que se necesiten,  algunas de ellas tienen una opción de inscripción por internet que facilita el trámite.

El primer acercamiento luego de esto es la entrevista por el grupo de admisiones, los cuales determinarán si el solicitante puede inscribirse. Una vez realizada la inscripción formal ya el estudiante pasa a ser un componente activo de la comunidad con reglas de convivencia y actividades para su desarrollo.

Deja un comentario