Matrimonios rotos, abogados divorcio toledo

Son cada día más habituales, por desgracia, los matrimonios que se rompen y llegan a una situación de imposibilidad de reconciliación. En estos casos lo mejor es optar por la separación legal o por el divorcio. Para ambos casos debemos recurrir a abogados divorcio Toledo, para que nos asesoren de los trámites a seguir, así como nos representen en todo el proceso, ya que por ley es imprescindible la asistencia de un abogado.

Un detalle a reseñar, es que en España es muy común casarse por la Iglesia Católica, pues debemos saber que el divorcio da por concluido el matrimonio legal, pero nunca el matrimonio religioso. Por ello si los cónyuges deciden divorciarse deben saber que una vez tengan la sentencia de divorcio del juez, es necesario acudir a la Iglesia si desean también finalizar con el matrimonio religioso, para ello un tribunal eclesiástico estudiará el caso y concederá la nulidad del matrimonio.

Diferencias entre separación y divorcio

separacionMuchas personas confunden un término con el otro, son conceptos diferentes. Ambos tienen por objeto que cada cónyuge haga su vida por separado, pero uno es definitivo y el otro es reversible.

La separación es un trámite legal por el que los cónyuges deciden vivir por separado y desde ese momento los bienes que ambos obtengan no se agregan al matrimonio, como ocurría antes. Es como si dijéramos que se deja el matrimonio en stand-by, hasta que ambos decidan divorciarse y dar por finalizado por completo el matrimonio o por el contrario surja la reconciliación y vuelva a la situación primitiva. La reconciliación es posible en el caso de las separación en cualquier momento, sin embargo en el caso del divorcio solo es posible la reconciliación durante se está tramitando el divorcio y antes de la sentencia, una vez esta es firme ya no es posible reconciliarse. En este caso y si lo cónyuges tras el divorcio firme quisieran volver a ser matrimonio, deberían volver a casarse de nuevo.

De la misma forma, en una separación, los cónyuges separados legalmente no pueden contraer matrimonio con terceros, en caso de divorcio, tras la sentencia firme, estos pueden casarse con terceras personas si así les apetece.

En ningún caso es necesario pasar antes de divorciarse por la separación, son dos procesos diferentes por los que se pueden optar.

El divorcio además puede realizarse bajo dos formas diferencias, el divorcio express o de mutuo acuerdo y el divorcio contencioso. En el primer caso ambos cónyuges están totalmente de acuerdo con el divorcio y tienen perfectamente hablado y pactado el reparto de bienes tras el divorcio. En el caso del contencioso existen discrepancias entre ambos cónyuges, ya sea por cómo queda el reparto de los bienes o porque uno de los cónyuges no acepta el divorcio.

Deja un comentario