Cómo calcular indemnización por accidente de tráfico 2015 estando sin trabajar

Cuando ocurre un siniestro en calles o carreteras lo primero que hay que tener en cuenta es que la víctima, si ha sufrido daños físicos demostrables, tiene derecho a percibir una indemnización en todos los casos. Sus circunstancias laborales influirán en la cuantía, pero el hecho de no estar laboralmente activo no significa que no haya derecho a compensación. Para calcular indemnización por accidente de tráfico 2015 estando sin trabajar hay que acudir a unas tablas generales establecidas por la Administración y modificadas al alza cada año.

Estas tablas lo que establecen es un baremo indemnización por accidente de tráfico según el alcance de las lesiones y el tiempo que tarden en curarse definitivamente. También valoran los posibles daños permanentes, sean incapacitantes o no.

Lo que marca la diferencia en el tema de las indemnizaciones cuando se trabaja o no, son los días “impeditivos” y “no impeditivos”. Los primeros son los días que la víctima no puede desarrollar su actividad habitual. Por lo general, se asocian a bajas laborales, pero realmente el concepto es mucho más amplio, ya que se refiere a la incapacidad de realizar tareas cotidianas, en el caso de un parado o un jubilado, por ejemplo.

En el caso de los días “no impeditivos”, se refieren al periodo de tiempo en el que la lesión no impide realizar por completo las tareas habituales. Un ejemplo, una lesión en una pierna puede impedir a un cartero hacer el reparto por los domicilios, pero no le imposibilita para clasificar la correspondencia. Una cosa es el alta laboral y otra muy distinta el alta médica, son dos conceptos distintos que a veces coinciden, pero no siempre.

Cuando hay discrepancias

accidentes traficoPero estos baremos y el concepto de días impeditivos o no impeditivos, como todo, está sujeto a diferentes interpretaciones. En muchos casos, las aseguradoras se agarran a los días de “baja laboral” para ofrecer las indemnizaciones, sin tener en cuenta por ello, a colectivos muy amplios como desempleados, pensionistas o estudiantes.

Lo más aconsejable es siempre buscar un buen asesoramiento profesional y un especialista que defienda nuestros intereses. En muchos casos basta con negociar con la aseguradora para llegar a un acuerdo satisfactorio y, sobre todo justo, para la víctima. Pero en otras ocasiones, resulta imprescindible acudir a los tribunales para conseguir una compensación económica justa.

Por ello, es especialmente importante que, cuando se sufre un accidente de tráfico, se soliciten y guarden todos los informes médicos posibles, para poder presentarlos ante la compañía aseguradora o el juzgado, si es necesario. Una indemnización no es un beneficio económico, es una compensación justa por un daño sufrido, es algo que nunca se debe olvidar.

 

Deja un comentario