Mercedes automatico Tenerife

Mercedes automático Tenerife – Algunos consejos para una conducción segura

Mercedes automatico Tenerife

Mucha gente piensa que España es una zona de cambios manuales; y aunque en principio esto es cierto, las nuevas tendencias prevalecen. Por eso, cada vez se consiguen en el mercado más automóviles de dos pedales. De modo que si quieres probar sus ventajas decídete por un Mercedes automático Tenerife y empieza a disfrutar de esta opción.

Por lo general, se cree que quien aprendió con un vehículo de transmisión manual es capaz de conducir cualquier coche. La verdad es que existen diferencias y hay eventos peligrosos que deben evitarse, aun tratándose de un proceso que básicamente es más sencillo e instintivo.

Consideraciones al conducir un coche automático

Si se trata de tu primera vez con uno de estos modelos, sigue estas sencillas recomendaciones para disminuir los riesgos en la vía:

  • Concéntrate en no utilizar el pie izquierdo: tu mente está acostumbrada a indicarle a este órgano cuando debe ocuparse del embrague y si te descuidas es posible que lo uses para pisar el pedal del freno, a fondo, con los consiguientes peligros asociados. Apóyalo en el reposapiés o inclusive haz fuerza con él mientras adquieres el nuevo hábito.
  • Cuidado con los cruces y otras situaciones que ameriten reducir la velocidad: estos serán los momentos en los que seas más proclive a usar el otro pie buscando el embrague y termines pisando el freno. Si tu nuevo vehículo tiene un pedal ancho, la facilidad de que te equivoques es mayor.
  • Consigue el selector de marcha (SM): este puede estar localizado en la consola central, a veces en el salpicadero y en casos notables, como en los automóviles Mercedes Benz, en una posición satelital del lado derecho del volante. Familiarízate, asimismo, con las funciones y la forma de generarlas.
  • Pisa el freno antes de mover el SM: a diferencia del coche manual, el automático no acciona ciertos cambios a menos que tengas dicho mecanismo presionado. Debes hacerlo incluso al pasar de N (neutro) a D (directo) o viceversa, para evitar que el automóvil empiece a moverse solo.

Por último, revisa las especificaciones técnicas de tu vehículo. Mientras mejor entiendas su funcionamiento más fácil te será maximizar sus prestaciones, cuidar del motor y lograr una conducción agradable, sin que se dispare el consumo de combustible.

 

 

Reparación de motores y otras formas de ahorrar en la industria

reparación de motoresLos costes de una industria manufacturera se dividen en tres grandes grupos. En primer lugar, la mano de obra directa, representada por todo el personal que trabaja en la fabricación del producto. Seguidamente la materia prima, siendo el material que se va a transformar. Y por último, los importes indirectos de fabricación, tales como el mantenimiento o reparación de motores de la maquinaria.

Por lo general, la nómina de empleados y la compra de materiales tienen un coste fijo o con pocas variaciones a lo largo del periodo productivo, sin embargo, los sobresaltos o desembolsos que solo pueden estimarse son aquellos incidentes que ocasionen demoras o problemas, sobre todo, con los equipos de la industria.

La gran pregunta es, ¿cómo disminuir o prevenir gastos indirectos de fabricación?, hay muchas formas de analizar el comportamiento de las operaciones y diversos cálculos para estimar las posibles erogaciones, lo que significa que la clave es una buena supervisión y control del proceso productivo.

Algunos consejos de ahorro

1.- Delega un personal responsable del control y supervisión de cada una de las fases, con la intención de obtener informes sobre fallas, demoras, falta de coordinación o detalles técnicos que perjudican el buen funcionamiento de la industria.

2.- No te olvides de hacer el mantenimiento correspondiente a equipos, máquinas, programas, softwares y todas las partes mecánicas, computarizadas o eléctricas que intervienen.

3.- Siempre que se dañe el motor de un equipo acude lo antes posible a profesionales, por lo general, siempre resulta más económico hacer una reparación que adquirir uno nuevo, y los resultados suelen ser bastante confortables y alargan la vida útil del sistema.

4.- Todos tus activos tangibles deben cubrir una función, desde el local o galpón donde desarrollas las actividades, pasando por los camiones de transporte y hasta la mínima máquina. Tener equipos fuera de servicio es un lujo que no puedes darte si quieres ahorrar dinero.

5.- Estudia los niveles de gastos en servicios básicos, electricidad, agua, Internet, teléfono, seguridad y otros, y busca la manera de reducir las facturas mensualmente.

¿Cómo son los desguaces hoy día?

Los desguaces de hoy día son infinitamente diferentes a los desguaces de antaño. Gracias a la normativa por la que se rigen desde hace ya algunos años, se han convertido en centros muy serios para comprar y vender piezas o incluso tu coche. Tienes que asegurarte que acudes a un desguace legal, un CATV, si realmente no quieres tener problemas a la hora de comprar o vender.

¿Qué debe tener un buen CATV?

*Debe ofrecerte una garantía por cada pieza que compres. De este modo te aseguras que si tu pieza te ha salido defectuosa de almacén, te la cambian por otra o te devuelven el dinero.

*Si vas a vender tu coche: te lo tiene que recoger con grúa al punto donde le indiques,  te tiene que tramitar la baja definitiva en la DGT y te tiene que dar el certificado de destrucción del vehículo y todo sin coste alguno… además tienen que pagarte por tu coche.

*Debe darte presupuesto sin compromiso por la pieza que vas a comprar o vender. En las webs de los desguaces puedes encontrar buscadores de piezas y tasadores de piezas para que compares precios y encuentres el mejor postor de forma fácil.

*Un buen CATV también tiene que ser respetuoso con el Medio Ambiente. Debe descontaminar cada una de las piezas que le llegan, destinar las piezas nuevas a recambios de segunda mano y las que  o están aptas directas ala zona de desguace para sacar nuevos materiales. Aunque todo este proceso no lo vemos debemos buscar un desguace que lo lleve a cabo, por nuestro presente y el futuro de nuestros hijos.

Nosotros te recomendamos que acudas siempre a un buen desguace o aun directorio de desguaces profesional para encontrar el que más te conviene en tu caso, para coches, motos, especializados en motores o neumáticos, etc. Entre los directorios más conocidos se encuentra http://www.tudesguace.com/.

Cómo preparar tu coche antes de un viaje largo

¿Vas a hacer un viaje largo y no sabes cómo tienes que preparar tu coche? Te damos unos cuantos consejos para poner tu coche a punto antes de salir.

Cómo preparar tu coche antes de un viaje largo

1.Revisa los neumáticos. Tanto el desgaste del dibujo como la presión. Un manómetro manual no cuesta más de unos 6-7 euros.

2.Comprueba el nivel de líquidos. No tienes más que introducir una varilla y mirar si está en el nivel óptimo. Puedes llenar los depósitos tú mismo.

3.Comprueba el nivel de aceite del motor. Imprescindible para que éste funcione correctamente.

4.Comprueba los frenos. Discos y pastillas. Para comprobar si están en buen estado observa si el coche hace ruidos raros y examina el desgaste de las pastillas, no puede pasar de 3 mm.

5.Comprueba las luces. Enciende todas las luces. Si te falla alguna puedes cambiarla tú mismo.

6.Comprueba los amortiguadores con un truco muy sencillo. Empuja con fuerza sobre el coche encima de cada rueda. Al llegar al punto de máxima compresión, suelta. Si hay un rebote es que los amortiguadores no están bien.

7.Comprueba las luces, el aire acondicionado, el limpiaparabrisas…Son componentes muy fáciles de cambiar.

8.No olvides llevar un kit de emergencia. Lleva en el maletero unos neumáticos de repuesto y un gato hidráulico, una linterna, alicates, cinta aislante, guantes, triángulos y chaleco reflectantes y toda la documentación.

9.Revisa la batería. si ves que sale líquido, cámbiala y revisa el alternador. No te olvides de limpiar los bornes. Si la batería está rugosa, oxidada, etc. por alguna parte, cámbiala antes de tu viaje.

Otros consejos

*Si tienes alguna pieza rota puedes buscar piezas desguaces. Una muy buena opción hoy día para todos aquellos que quieren encontrar piezas de segunda mano de calidad a un precio para todos los bolsillos.

*Haz tu revisión con tiempo. Al menos un mes antes del viaje.

Muelle neumático

Fuente: www.repuestosauto.es/motor/muelle-neumatico

El muelle neumático generalmente viene usado en los vehículos para facilitar la abertura y cierre de puertas, capó, maletero o cualquier otra abertura que necesite de un esfuerzo aunque sea mínimo.

El ejemplo más común es el muelle neumático del maletero que favorece su abertura sobre todo si es muy grande y pesado, el mantenerlo en posición abierta también con condiciones de briza u otros factores contrastantes y el cierre de lo mismo simplemente ayudándolo un poco.

El muelle neumático se compone de un pistón que corre en una guía y disfruta de un movimiento de freno o de aceleración gracias a la acción del gas interno, no necesita de manutención y su durada es prácticamente ilimitada dado el uso esporádico.

Aunque sea una circunstancia muy rara, el muelle neumático también se puede dañar, puede perder la presión del gas, debido al uso excesivo o al hecho de que el gas pueda perder presión, una de las causas más usuales es que el pistón pueda oxidarse, aunque tenga un principio de lubrificación, el uso de agua o la acción de fuertes humedades pueden crear con el tiempo, pequeñas oxidaciones e permitir fugas de presión, comprometiendo su efectividad.

El muelle neumático tiene un costo contenido y cambiarlo es muy fácil, solitamente hay variadas opciones con calidades más o menos buenas, el consejo es de optar siempre por lo que puede durar, como sabemos lo más económico no es lo más bueno, aun casi nunca, a veces se puede romper en un tiempo relativamente breve constriñéndonos a recomprarlo y gastando así el doble.

En nuestro servicios de tienda de repuestos, nos preocupamos que las piezas tengan un buen precio, satisfaciendo pero también a la calidad necesaria para mantener un buen estándar, aun que hablamos solo de un simple muelle neumático.